miércoles, 7 de junio de 2017

Reseña: El Círculo Sobrenatural. Sangre Real

¡Buenos días, queridos surcadores de letras! Siento haber pasado estos días sin conectarme. Hoy vengo con una nueva reseña de un libro que me ha sorprendido gratamente. Se trata de...
Título: El Círculo Sobrenatural. Sangre Real
Autor: Nacho García Álvarez
Editorial: Chiado
Encuadernación: tapa blanda con solapas
Páginas: 396
Argumento: Después de robar un importante alijo de drogas a unos mafiosos rusos, el vampiro Glen se cobija en uno de sus escondites de la villa de Santoña (Cantabria). Al principio parece que el viejo Glen ha ganado la partida y que todo está en calma. Pero muy pronto, él y su socio Rubén descubrirán que no es así. Sus actos van a tener unas consecuencias terribles sobre ello y sus allegados. La venganza de la mafia rusa y sus socios vascos será terrible, para contrarrestrarla nuestros protagonistas deberán unir sus fuerzas con un mendigo caníbal, un ente y una extraña pareja de vampiros de clase alta. En su cruzada, Glen y Rubén entenderán que nada es lo que parece y que todos los políticos de la alta sociedad vampírica tienen un precio. 


Digo que me ha sorprendido gratamente porque ha resultado ser una buena lectura. El autor no se pierde en detalles, por lo que, aunque no hayas leído la primera parte, puedes estar tranquilo de que esta segunda vas a entenderla perfectamente. El autor hace una introducción explicando la dinámica de la novela: se divide en seis capítulos (que, a su vez, tiene subapartados), cada uno narrado en primera persona por distintos personajes sobre el mismo acontecimiento. Pero no resulta pesado, pues cada uno tiene un papel distinto, mostrando las distintas perspectivas de un mismo suceso.

En cuanto a los personajes, me parece que están bien trabajados. Quizá Glen, el protagonista vampiro, me parece un poco frío (sobre todo cuando le pasa algo a cierta chica...). El primer capítulo está narrado por Glen y es el que más información arroja al lector (incluso se podría decir que el final de la novela es el último subtítulo, ya que es el único personaje que sigue en el mismo hilo). El segundo capítulo está narrado por Carlos el mendigo caníbal. Su historia me resultó muy interesante. Es un personaje repelente (en todos los sentidos), pero es uno de los más interesantes de la novela. El tercer capítulo está contado por Bárbara y Sean, dos vampiros de alta alcurnia. Su relación es de pareja pero liberal. De los dos, me gustó mucho Bárbara, pues es una vampira con un fuerte carácter pero permisiva, centrada, con sentimientos, estratega... Sean es un vampiro más "vulgar", es decir, es el típico que se deja llevar por sus posibilidades (de seducción, de fuerza física, etc.). El cuarto capítulo está narrado por Jénifer, una ente. Era una adolescente que murió estando de fiesta. Cuando recapacita de lo que es, se arrepiente de su actitud en vida y decide ayudar a Bárbara la vampira. El quinto capítulo está narrado por Bruno, un gato muy particular. Es de los más listos de entre su especie, sabiendo cuándo puede aprovecharse de los humanos y cómo camelarlos. Se hace amigo de Carlos el mendigo caníbal y Glen. Y el último capítulo está narrado por Sergio, el humano del que se encapricha-enamora la vampira Bárbara. Si lo comparamos con los demás, Sergio es un personaje un poco soso (un humano veinteañero que va de fiesta), pero me gustó. 

El final... se multiplica por seis, aunque no por igual. Lo que le pasa a Carlos me pareció muy bien; no es malo del todo, pero no me cayó bien en ningún momento. Lo de Sean me sorprendió un poco, pero también me pareció bien. De quien más pena sentí fue de Sergio y Jénifer. Glen sigue en sus trece, en pie. No he mencionado a los demás personajes para no enrollarme mucho y que los descubráis vosotros al leer la novela.

Resumiendo, ¿lo recomiendo? Aunque tiene varias faltas de ortografía, me enganchó desde la primera página. Si bien los momentos de drogas abundan un poco (en mi opinión), esta novela tiene mucha acción y misterio. Lo que me faltó fue que Rubén tuviera su capítulo, al igual que Tomás (el ente que acompaña a Glen) y Marián (la chica de la que se enamora Glen). Y tampoco hubiera estado mal la perspectiva de los malos, los rusos, y de Xavier... Pero tal cual está, me ha gustado. 
Os deseo un feliz miércoles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario