sábado, 28 de mayo de 2016

Reseña: El niño que se olvidó de dormir

¡Buenos días, surcadores de letras! ¿Cómo van vuestras lecturas? ¿Ya os habéis pasado por la Feria del Libro? Hoy vengo nuevamente a reseñaros...
Título: El niño que seo olvidó de dormir
Autor: Rush Smith
Ilustraciones: Adolfo Serra
Encuadernación: tapa dura
Editorial: Alfaguara
Páginas: 208
PVP: 13'95
Argumento: ¿Hasta qué punto un niño puede tener miedo a sus propias pesadillas? ¿Cuánto tiempo sería capaz de aguantar sin dormir? ¿Quién cuida de los demás pequeños mientras están con sus más terribles miedos?



Cuando vi la portada y leí la contraportada, la verdad es que no supe interpretar este libro. ¿Eran cuentos? ¿Una historia? Al comprobar en el interior del libro que había distintos personajes, pensé que era un conjunto de cuentos. Al leerlo, me di cuenta de que me equivocaba... En cuanto a la expresión, decir que es bastante explícito en algunas descripciones bastante... desagradables. Os aviso que no es para niños, que no os confundan el título y los dibujos (que no dejan de ser siniestros). La verdad es que nunca hubiera pensado que todo eso entrara en los pensamientos de Rush Smith. Es muy aterrador, la verdad jajaja... pero claro, son pesadillas, ¿qué iban a ser si no?

En cuanto a los personajes, hay varios muy variopintos: una joven llamada Bridget, que está de viaje para visitar a sus sebosos padres, tiene que descansar en un hostal de mala muerte porque hace mucha tormenta; un anciano llamado Wally Nowembergh, bastante arisco que odia a los adolescentes y que decide suicidarse se verá de pronto rodeado de adolescentes y mucha vida; Bruno, un joven bastante normal con una vida ordenada, hasta que un día llega un doctor y una enfermera que deciden amputar a los empleados para "salvarles"; Ethan Moore, un niño que, horrorizado, es capaz de ver las pesadillas en su almohada; Marta, una adolescente que, pensando que entraba en un bar, comprueba que ha entrado en un tren que viaja por el universo y cuyos pasajeros son bastante extraños y siniestros; Pol, un niño un tanto desobediente que se encuentra con una anciana pintoresca y malvada que sale de la bañera y el váter; James, un joven repartidor que tiene que entregar un paquete en un concierto en el que la grotesca y terrorífica letra de las canciones de las cantantes se hacen realidad; Roger y Tilda Golden, unos padres adinerados cuya identidad de su hija Chloe es un tanto extraña y dudosa; Margareth, una mujer que escapó en su juventud de su madre, que tenía un negocio propio de pastelería, porque, tanto a ella como a sus seis hermanas, las explotaba mucho, se reencuentra por casualidad y ve, horrorizada, a su madre con un físico gigantesco y que llega a comerse a dos de sus hermanas; y Lucía Moore, una joven luchadora y madre soltera que, creyendo ir por el mismo camino, se toma con un payaso cuya función no es hacer reír a los demás... sino reírse él a costa de dañar a los demás. Estos son los personajes que pueblan este libro. Y, como digo antes, todos ellos tienen un punto en común. Como describirlos me ha hecho enrollarme como las persianas, no voy a añadir nada más al respecto. Creo que con ese resumen de los personajes y los acontecimientos es suficiente (aunque hay varios personajes secundarios sin nombrar...). No creáis que os he rebelado mucho... esto es simplemente una pincelada de lo que ocurre...

El final me sorprendió bastante. Bueno, en general, todo el libro me sorprendió. Cuando leí el primer capítulo y se lo conté a los de mi círculo, se quedaron atónitos. La verdad es que hay fragmentos bastante desagradables. Supongo que ese es el fin, ¿no? Porque a nadie le gustan las pesadillas. El caso es que en todos los capítulos hay sangre y canibalismo. Yo no suelo recordar las pesadillas que tengo, pero creo que no son de este tipo...

En resumen, El niño que se olvidó de dormir es muy entretenido y se hace corto. Además, en los capítulos de la segunda mitad se mencionan algunos personajes de capítulos anteriores, y ese juego de relación hace dinámica la lectura. Hay una ilustración por capítulo, y sirven básicamente para hacer una idea al lector, no son meramente de contemplarlos. Si no estáis leyendo nada o tenéis dudas, y tenéis un estómago fuerte, creo que este libro podría ser una buena opción para que lo leyerais. 
Os deseo un feliz sábado.

6 comentarios:

  1. Me encanta!! tomo buena nota de este libro además que la portada me llama un montón!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho :) Gracias por comentar. Abrazos!!

      Eliminar
  2. La verdad es que no me llama así que con este no me animo. Un besote :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro muy peculiar, la verdad. Entiendo que no sea de tu gusto. Tal vez más adelante. Besitos!!

      Eliminar
  3. Hola!!
    Te he nominado al Book tag: best blog para así dar a la gente la oportunidad de conocerte mejor y de paso yo también te conozco mejor😉
    Pásate por el link para saber de qué se trata:
    https://fandombooksblog.wordpress.com/2016/05/30/book-tag-4-best-blog/

    ResponderEliminar